¿Cómo arrancamos el auto si nos quedamos sin batería?

Subimos a nuestro vehículo, ingresamos la llave y al girarla ¡el auto no arranca! ¿Y ahora qué hacemos?

28/09/2020 | Motores La Capital

Puede que muchos de nosotros cuente con un auxilio mecánico, aunque a veces suponga largas esperas. 

En casos en los que no podamos acceder a este servicio, lo mejor es la autosuficiencia. Los más previsores suelen llevar un juego de cables de puente para batería, aunque esto no es un inconveniente ya que se pueden conseguir en cualquier supermercado.

Para este procedimiento necesitamos de un buen vecino o amigo que nos facilite su automóvil.

Cómo conectar todo?

Una vez que contemos con todo lo descrito, nos aseguraremos de colocar los vehículos lo más próximo posible, ya que debemos conectar uno con el otro.

La conexión

Las baterías poseen polaridad, entonces ¿cómo conectamos los cables?
No es al azar, el positivo (+) o cable rojo se conecta con el borne positivo (+) de la batería, y de igual manera con el negativo (-) o cable negro con el borne negativo (-). En aquellos casos en que el borne negativo no se encuentre accesible, podemos conectar a cualquier parte de la carrocería o motor, asegurándonos de que el sitio que elijamos se encuentre libre de pintura, óxido o suciedad, ya que no son buenos conductores eléctricos.

Es importante que, una vez conectados los cables puente, no se toque en los extremos para evitar cortocircuitos y posibles daños.

Puesta en marcha

Una vez que tengamos todo conectado, es el momento de volver a la vida a nuestro auto. La manera más efectiva es poner en marcha el vehículo que nos asiste y esperar de 3 a 5 minutos.

¿Por qué?

Esto ayuda a que la tensión eléctrica se estabilice entre ambos vehículos, evitándose un estrés innecesario en la conexiones y facilitando el arranque.

La hora de la verdad

Si todo está como hemos descripto, no deberíamos tener inconvenientes al girar la llave, el auto debería arrancar, pero si esto no sucede ¡a no alarmarse!, debemos dejar pasar unos instantes y volver a intentarlo. De seguro , lograremos nuestro cometido.

Una vez en marcha, retiraremos los cables puente de uno a la vez y ya estaremos listos para salir a rodar.
Como punto final, debemos consultar a algún profesional sobre estado general de la batería para evitar futuros problemas.