Mercedes-Benz GLC CoupéDinámico y compacto

El carácter acusadamente deportivo y el dinamismo de conducción se combinan como es habitual en la marca de la estrella con máxima seguridad y modernos sistemas de asistencia a la conducción.

28/10/2017 | Motores La Capital

El nuevo GLC Coupé convence como modelo deportivo entre los SUV de Mercedes-Benz. Un tren de rodaje deportivo de serie y una dirección deportiva más directa, sistema DYNAMIC SELECT y la cadena cinemática con tracción integral permanente 4MATIC y cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC conjugan un soberbio confort de conducción con una agilidad sumamente deportiva. El carácter acusadamente deportivo y el dinamismo de conducción se combinan como es habitual en la marca de la estrella con máxima seguridad y modernos sistemas de asistencia a la conducción.

 

Perfecta combinación de elementos de diseño de dos mundos

La perfecta armonía entre conceptos supuestamente opuestos como un coupé y un SUV se manifiesta en la vista lateral del GLC Coupé, de 1,60 metros de altura, y en la línea de techo estilizada típica de un coupé deportivo. El habitáculo bajo se ciñe a las líneas básicas del diseño lateral del vehículo, subrayando el carácter de coupé. Las proporciones resultantes de combinar una línea de cintura alta con hombros anchos confieren al GLC Coupé un particular dinamismo. Esta interacción se acentúa con el estrechamiento entre la dropping line y la arista inferior, que asciende hacia la zaga.

 

Interior

El interior mantiene las pautas del diseño exterior, recibiendo a los ocupantes con el ambiente típico de coupé y con una marcada sensación de calidad. El lenguaje formal una claridad sensual con deportividad y dinamismo, y es una interpretación convincente del lujo moderno. Los elementos más característicos del diseño interior del GLC Coupé son el tablero de instrumentos y la consola central de líneas fluidas. El amplio cuerpo central de la consola, de una sola pieza, describe una línea ondulada por debajo del display multimedia semi-integrado, desde los difusores centrales hasta el apoyabrazos. Estas líneas claras y sensuales crean un ambiente diáfano y transmiten una sensación inconfundible de modernidad y purismo.

La línea AMG Line Interior potencia todavía más el dinamismo y la deportividad con asientos deportivos tapizados en símil de cuero ARTICO/microfibra DINAMICA

Airbags y mucho más: protección eficaz para cualquier eventualidad

Como corresponde a la tradición de Mercedes-Benz, la carrocería constituye el fundamento para una seguridad ejemplar en caso de impacto. El núcleo es un habitáculo de seguridad de alta resistencia. Esta estructura está rodeada por zonas de deformación controlada —dimensionadas con precisión y validadas en ensayos de choque— que velan por la máxima seguridad de los ocupantes mediante la configuración de vías optimizadas para la transmisión de fuerzas y una combinación de piezas de fundición de aluminio con materiales de muy alta resistencia.

Junto a los cinturones de seguridad de 3 puntos con pretensado pirotécnico, pretensores reversibles y limitadores de tensión para el conductor y el acompañante y para los ocupantes de las plazas laterales traseras, numerosos airbags brindan protección a los pasajeros si llega a producirse un accidente. Entre ellos se cuentan el airbag combinado de tórax y de cadera para el conductor y el acompañante, un windowbag perfeccionado para las dos filas de asientos y un airbag de rodillas para el conductor.

 

Diseño

Elegancia dinámica unida a pasión por la conducción todoterreno

El GLC Coupé es un automóvil deportivo y juvenil, que atrae las miradas con su diseño dinámico y expresivo. Conjuga el llamativo volumen básico y los rasgos de diseño de los SUV actuales de Mercedes-Benz con la línea tendida del techo, típica de un coupé deportivo.

«Hot and cool» son los dos polos que caracterizan la claridad sensual y, por tanto, los elementos básicos de la filosofía de diseño de Mercedes-Benz, que el GLC Coupé encarna con perfección. Por un lado, una estética moderna inspira las líneas, las superficies y las proporciones sensuales de la nueva generación de coupés juveniles y deportivos, en combinación con el toque característico de los modelos todoterreno. Por otro lado, los diseñadores han creado formas puras, reducidas a sus elementos fundamentales, que acentúan la técnica inteligente del coupé todoterreno. La impresión general del cuerpo del vehículo es poderosa, con predominancia de los elementos técnicos, e irradia al mismo tiempo dinamismo y deportividad.

Fusión genial de dos mundos

La combinación de un SUV multifuncional con el sugestivo mundo de los coupés genera proporciones deportivas, como las que distinguen al GLE Coupé de Mercedes-Benz, que se interpretan ahora de nuevo en una edición más compacta y más juvenil. La base para ello está formada por un cuerpo básico llamativo y musculoso, un habitáculo bajo y estilizado y llantas de formato grande.

Interior y concepto del habitáculo

Alto valor intrínseco, variabilidad y el carisma típico de un coupé

Claridad, sensualidad, detalles cuidados de diseño y una generosa habitabilidad caracterizan el interior del vehículo, como interpretación del lujo moderno.

El GLC Coupé dispone de un habitáculo con un nivel de calidad difícil de encontrar, incluso en los vehículos de gamas superiores. Esto se refiere tanto a la esmerada selección de materiales de alta calidad como a su agradable tacto y a la precisión del acabado de cada uno de los detalles. También es de alta calidad el diseño interior, que combina sensualidad (hot) y claridad (cool) con el carisma típico de un coupé y contribuye así a la extraordinaria impresión de valor del habitáculo, expresión convincente del lujo moderno.

Algunos rasgos básicos del diseño exterior se repiten en el interior y transmiten así al habitáculo el dinamismo del coupé. Esto se refiere especialmente al sugestivo contraste entre líneas nítidas y superficies convexas. Las puertas, por ejemplo, muestran un elemento típico del diseño exterior de Mercedes, la llamada «Dropping line».

Los elementos más característicos del diseño interior del GLC Coupé son el tablero de instrumentos y la consola central de líneas fluidas. El cuerpo central de la consola, de una sola pieza, describe una línea ondulada desde los difusores centrales hasta el apoyabrazos. Esta superficie nítida y purista crea un ambiente diáfano y transmite una sensación inconfundible de modernidad.

El innovador panel táctil, incorporado al apoyo para la mano por encima del controlador, se integra de forma totalmente ergonómica en la consola central. Al igual que sucede en un smartphone, el usuario puede manejar de forma sencilla e intuitiva todas las funciones de la unidad central por medio de gestos con los dedos. El panel táctil permite además introducir letras, cifras y caracteres especiales con escritura natural y en cualquier idioma disponible COMAND Online.

La mirada se dirige espontáneamente hacia el display multifunción de 21,33 centímetros (8,4 pulgadas). El display se encuentra en la posición ideal desde el punto de vista ergonómico, por encima de la consola central, y está parcialmente integrado de forma elegante en la moldura que se extiende desde el cuadro de instrumentos hasta el difusor lateral del lado del acompañante. La superficie del cristal está enrasada y se inscribe en un marco galvanizado en color silver shadow. La visualización y las animaciones en el display central aumentan el confort de manejo y brindan una experiencia perceptible de las funciones de los sistemas de asistencia a la conducción y de comunicación.

Cinco difusores redondos de ventilación añaden un toque deportivo al tablero de instrumentos. El efecto «cool touch» de estos elementos, de acabado metalizado o en cromo plateado en función del equipamiento, crea un contraste visible y perceptible al tacto frente al diseño cálido de los demás materiales. El cuidado del diseño de cada uno de los elementos prosigue en los mandos. Todos los interruptores tienen forma tridimensional. Su calidad y la disposición ordenada transmiten la sensación de un vehículo de gama alta.

Iluminación de ambiente, algo más que ornamento

Para el alumbrado interior se emplea preferentemente la tecnología LED, de larga duración y bajo consumo energético. Esto se aplica asimismo a la iluminación de ambiente opcional en tres tonalidades —solar (ámbar), polar (azul hielo) y neutra (blanco) — que pueden seleccionarse a través de un punto de menú en la unidad central y regularse en cinco niveles de intensidad. Aparte de elementos lumínicos en la placa de adorno de la consola central o en las molduras de las puertas, la iluminación de ambiente incluye, por ejemplo, listones de umbral exteriores iluminados.

Asientos deportivos y variables

Los asientos delanteros de corte deportivo subrayan el carácter dinámico del GLC Coupé. Brindan mayor confort en el área de los hombros y, gracias a su especial configuración, configuran un espacio inferior amplio para los ocupantes de las plazas traseras. La altura de los reposacabezas, desplazables también en dirección horizontal, puede ajustarse en cuatro posiciones, con un margen total de 55 milímetros.

Las plazas traseras tienen carácter de asientos individuales. El respaldo del banco trasero está dividido en tres secciones en relación 40/20/40, que pueden abatirse por separado. El equipamiento de serie incluye el accionamiento automático y el desbloqueo eléctrico. En el centro se encuentra el apoyabrazos abatible con compartimento portaobjetos y portavasos. Los tres reposacabezas de altura regulable permiten una buena visibilidad hacia atrás.

La detección automática de silla infantil prescinde del transponder de las versiones anteriores. En su lugar se vale de una esterilla sensible al peso. De ese modo es posible utilizar este equipo con cualquier tipo de silla infantil. El airbag se desactiva siempre automáticamente y se activa de nuevo al desmontar la silla infantil.

Mayor dinamismo con la línea AMG Line

La línea AMG Line Interior potencia todavía más el dinamismo y la deportividad con asientos deportivos tapizados en símil de cuero ARTICO/microfibra DINAMICA.

Propulsión y tren de rodaje

Tracción integral permanente 4MATIC: impulsando el dinamismo

Se incorpora de serie el cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC. En función de la opción elegida en el sistema de control de dinamismo DYNAMIC SELECT, el cambio automático con convertidor se comporta con elevada agilidad y espontaneidad, o con una suavidad sobresaliente. Con ello se aprovecha al máximo el potencial de la nueva transmisión, que convence en cualquier circunstancia: cambios rápidos y transiciones perfectas al acelerar con fuerza y cambios apenas perceptibles para una conducción relajada. 

Seguridad

Al más alto nivel

Sistema automático para las maniobras de estacionamiento: ayuda activa para estacionar

La ayuda activa para estacionar interviene activamente en la dirección y en los frenos y permite situar el vehículo de forma automática en línea o a 90 grados. Adicionalmente, el sistema puede retirar de forma autónoma el vehículo estacionado en línea, mediante intervenciones automáticas en la dirección y en los frenos si se ha estacionado previamente con la maniobra automática.

A velocidades inferiores a 35 km/h, los sensores de ultrasonido de mayor alcance instalados en los laterales de los paragolpes exploran el lado derecho de la calzada y detectan los espacios apropiados para estacionar en línea o a 90 grados. Si se activa el intermitente de la izquierda, se busca un hueco para colocarse en ese lado del vehículo. El símbolo que aparece en el cuadro de instrumentos indica que el sistema está haciendo mediciones. Si detecta un espacio apropiado aparece una flecha al lado del símbolo, que indica que el sistema está preparado para realizar la maniobra automática. El sistema se activa cuando el conductor acopla la marcha atrás y pulsa la tecla OK en el volante para confirmar la maniobra.

La ayuda activa para estacionar gira el volante y frena el vehículo de forma automática, y muestra en el display las acciones que debe realizar el conductor, como ajustar la marcha adecuada. El conductor se encarga de acelerar el vehículo, ya sea pisando el acelerador o soltando el freno. 

Luz larga permanente sin deslumbrar: Luces de ruta automáticas Plus

Las luces de ruta automáticas Plus permiten por primera vez conducir con las luces conectadas de forma permanente y evitar el deslumbramiento de los usuarios de la vía que se encuentran en el cono luminoso. Si el sistema basado en una cámara detecta vehículos que circulan por delante —en el mismo sentido o en sentido contrario—, y la luz de ruta está conectada, se adapta automáticamente la distribución de las luces a las condiciones actuales. El conductor puede dejar conectada la luz de ruta de forma permanente y aprovechar todo su alcance sin molestar o poner en peligro a otros usuarios de la vía. Con ello se hace innecesaria la conmutación manual de las luces y se prolonga notablemente el tiempo de conducción con luz de ruta.

Las luces de ruta automáticas Plus se sirven de la cámara estereoscópica. Si su algoritmo de reconocimiento de imágenes detecta un vehículo que circula por delante en el mismo sentido o en sentido contrario, acciona un dispositivo mecánico integrado en los módulos de los faros, que oscurece la parte del cono luminoso en la que se encuentra el otro vehículo, con el fin de no deslumbrar a su conductor. Si existen otros usuarios de la vía fuera de la zona ajustable mediante el dispositivo mecánico —por ejemplo, al circular en curvas con varios vehículos susceptibles de ser deslumbrados—, el sistema utiliza la conocida función de regulación del alcance de la luz de cruce.

El sistema reconoce también un posible deslumbramiento del propio conductor debido al mayor uso de la luz de ruta y a su reflexión en las señales de tráfico junto a la calzada, y atenúa la intensidad de los faros para evitarlo.

Visibilidad perfecta en torno al GLC Coupé

La cámara de 360°, que puede mostrar el vehículo y su entorno desde diferentes perspectivas, y la ayuda activa para estacionar facilitan las maniobras y aseguran una mejor visibilidad, por ejemplo, en espacios estrechos o en el denso tráfico urbano.

Conducción relajada 

Otros factores que potencian la seguridad en el GLC Coupé son su ergonomía mejorada y su manejo simplificado en comparación con el modelo antecesor. Todas las funciones y los principales ajustes del vehículo pueden controlarse de forma intuitiva mediante el controlador central o el panel táctil. Los ajustes o informaciones solicitados se visualizan en el display multimedia a todo color de gran tamaño parcialmente integrado en el centro del tablero de instrumentos. Las teclas de selección directa situadas a la izquierda del volante, junto al módulo del mando de las luces, permiten activar directamente los principales sistemas de asistencia a la conducción.

Otra novedad es el Head-up-Display. Este equipo muestra adicionalmente informaciones importantes en el parabrisas, en el campo visual directo del conductor, y asegura de ese modo una percepción fiable sin perder de vista el tráfico y la ruta. Además de la velocidad actual y del límite de velocidad, el display visualiza las instrucciones del equipo de

Carrocería híbrida: seguridad fundamental

Siguiendo la tradición de Mercedes-Benz, la carrocería constituye el fundamento para una óptima protección a los ocupantes en caso de colisión. El núcleo es un habitáculo de seguridad de alta resistencia. Esta estructura está rodeada por zonas de deformación controlada, dimensionadas con precisión y validadas en pruebas de choque, que velan por la máxima seguridad de los ocupantes mediante vías optimizadas de transmisión de fuerzas y una combinación de piezas de fundición de aluminio y materiales de muy alta resistencia. Con estas credenciales, el nuevo GLC Coupé reúne el potencial para lograr las mejores notas en todas las pruebas de choque a nivel mundial. Las medidas en detalle:

Airbags & Co: protección discreta para los ocupantes

Tanto el conductor y el acompañante como los ocupantes de las plazas laterales traseras cuentan con cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje con pretensado pirotécnico y limitación de tensión. La plaza central de la segunda fila de asientos está dotada de un sistema estándar de cinturón de tres puntos. El cuadro de instrumentos incluye un indicador de uso de los cinturones traseros para que el conductor sepa si los ocupantes llevan puestos los cinturones de seguridad. Además, en las plazas laterales traseras se han instalado anclajes i-Size para una sujeción segura de las sillas infantiles correspondientes, con puntos de sujeción adicionales en la parte superior del respaldo trasero.

El vehículo incorpora además diversos airbags para proteger a los ocupantes en caso de accidente. Se incluyen, entre otros:

Un windowbag en la zona del techo, entre los montantes delanteros, centrales y traseros, para proteger la cabeza del conductor, el acompañante y los ocupantes de las plazas laterales traseras

Airbags laterales combinados de tórax y cadera para conductor y acompañante, que pueden ofrecer protección adicional durante una colisión lateral.

Airbag de rodillas para el conductor, para proteger las rodillas y estabilizar el torso, influyendo positivamente en el movimiento del conductor durante un accidente

Airbags adaptativos para el conductor y el acompañante con dos niveles de activación sucesivos, en función de la gravedad detectada del choque y de la posición del asiento. 

Enrique Andreini Enrique Andreini - Autor