Mercedes Benz GLCUn SUV seguro y responsable

El nuevo GLC es fruto de una evolución lógica de nuestra reconocida filosofía de SUV. Este modelo conjuga máximo confort de conducción con un cariz deportivo. Convence en carretera y, ahora más que nunca, fuera de las vías compactadas, y es un exponente de la nueva línea de diseño de la marca

06/01/2018 | Motores La Capital

El nuevo GLC llega en plena forma. El nuevo SUV de la clase intermedia convence en todas las situaciones de conducción con el excelente nivel de seguridad propio de la marca, los más avanzados sistemas de asistencia y elevada eficiencia energética. El consumo de combustible se reduce en hasta un 19% en comparación con el modelo antecesor. El programa ampliado de control de dinamismo DYNAMIC SELECT y la tracción integral permanente 4MATIC incrementan no sólo el confort de marcha, sino también la agilidad y la deportividad en cualquier tipo de terreno.

El nuevo GLC es fruto de una evolución lógica de nuestra reconocida filosofía de SUV. Este modelo conjuga máximo confort de conducción con un cariz deportivo. Convence en carretera y, ahora más que nunca, fuera de las vías compactadas, y es un exponente de la nueva línea de diseño de la marca», comenta Thomas Weber, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG y responsable de Investigación del Grupo y de Desarrollo de Mercedes-Benz Cars.

La clásica imagen todoterreno deja paso a una estética moderna que irradia claridad sensual. Así se puede resumir la filosofía de diseño del nuevo GLC. El diseño dinámico suscita emociones y juega con formas puristas. Las superficies cóncavas y las líneas de trazo preciso reflejan el claro lenguaje estilístico del que hacen gala todos los SUV actuales de Mercedes-Benz. Este alejamiento del GLC respecto a su progenitor, la Clase G, se limita al plano estético. Técnicamente establece nuevos referentes en todas las disciplinas. Las cualidades todoterreno del SUV mediano siguen siendo extraordinarias.

El cambio de paradigma en el ámbito del diseño no se aprecia solamente en el exterior del vehículo. También el habitáculo del GLC ha sido objeto de una profunda actualización. El nuevo lenguaje formal conjuga claridad sensual con deportividad y dinamismo, y es una nueva interpretación del lujo moderno. Además, acoge a los ocupantes y su equipaje con una oferta de espacio claramente mayor.

 El habitáculo de nuevo diseño se articula en torno al tablero de instrumentos y la consola central de rasgos fluidos. El cuerpo central de la consola, de una sola pieza, describe una elegante línea ondulada desde los difusores centrales hasta el apoyabrazos, por debajo de la pantalla multimedia parcialmente integrada. Las líneas nítidas crean un ambiente diáfano y transmiten una sensación inconfundible de modernidad y purismo. El innovador panel táctil en el apoyo para la mano por encima del controlador se integra de forma ergonómica en la consola central. 

 

Más espacio, más diversión, más confort

En comparación con el modelo anterior ha aumentado notablemente el espacio disponible para los ocupantes, tanto en las plazas delanteras como en las traseras. El incremento en las cotas de longitud y anchura del GLC con respecto a su predecesor, de 120 mm y 50 mm respectivamente, se ha destinado por completo a mejorar los principales parámetros para el confort y la seguridad. A ello hay que añadir una disposición más inteligente de los componentes, de modo que, en algunos casos, las medidas interiores han aumentado más que las dimensiones exteriores:

 

Eficiencia energética: parámetros decisivos

Mercedes-Benz ha aplicado un extenso paquete de medidas destinadas a incrementar tanto la eficiencia energética como las prestaciones del GLC. Los propulsores nuevos o actualizados, una excelente aerodinámica y la construcción ligera inteligente redundan en una gestión más racional del combustible. Las cifras de consumo y de emisiones de CO2 se han reducido significativamente —hasta en un 19% en comparación con la gama anterior—, tanto en los modelos diésel como en los de gasolina, manteniéndose al mismo tiempo la potencia del motor, e incluso mejorando las prestaciones.

 

A la forma básica mucho más aerodinámica se suman una serie de detalles que potencian la eficiencia aerodinámica del vehículo, como el hermetizado del entorno del radiador y los faros, una persiana del radiador, el spoiler de techo más largo o el concepto optimizado de revestimiento de los bajos.

Pese a las dimensiones exteriores claramente mayores, una batalla más larga y un equipamiento ampliado, los ingenieros han logrado reducir el peso del vehículo en 80 kg. La mayor parte del ahorro de peso corresponde a la carrocería, que responde a un desarrollo completamente nuevo. Gracias a una inteligente combinación de materiales de aluminio y aceros de alta y muy alta resistencia, resulta 50 kg más ligera que la del GLK, a pesar del aumento de tamaño. Los componentes de aluminio contribuyen además a reducir el peso del tren de rodaje, lo que redunda en beneficio del confort de marcha al disminuir las masas no suspendidas. Con la nueva caja de transferencia compacta ejecutada como módulo acoplado («Add-on») y el cambio 9G-TRONIC con cárter de magnesio se ha logrado reducir el peso en 12 kg respecto al modelo anterior.

 

Cadena cinemática: agilidad, dinamismo y confort a la carta

El nuevo GLC dispone de serie del sistema de control de dinamismo DYNAMIC SELECT con cinco programas de conducción. Aparte de los modos ECO, CONFORT, SPORT, SPORT+ e INDIVIDUAL ya introducidos en otros modelos, el nuevo multitalento puede equiparse con el paquete técnico Offroad, que comprende un máximo de cinco programas. Una novedad es el programa «Suelo resbaladizo», así como los cuatro programas de conducción específicos para todo terreno: «Offroad», «Pendiente», «Balanceo para liberar el vehículo y «Remolque». Este último facilita, por ejemplo, la puesta en marcha sobre hierba mojada con el remolque acoplado. Todos los programas Offroad, al igual que los de DYNAMIC SELECT, se visualizan de forma animada e individual en el display multimedia central.

 

Airbag y compañía: protección discreta para los ocupantes

Como corresponde a la tradición de Mercedes-Benz, la carrocería constituye el fundamento para ofrecer una seguridad ejemplar en caso de impacto. El núcleo es un habitáculo de seguridad de alta resistencia. Esta estructura está rodeada por zonas de deformación controlada, dimensionadas con precisión y validadas en ensayos prácticos, que velan por la máxima seguridad de los ocupantes mediante vías optimizadas de transmisión de fuerzas y una combinación de piezas de fundición de aluminio y materiales de muy alta resistencia.

Junto a los cinturones de seguridad de 3 puntos con pretensado pirotécnico, pretensado reversible y limitadores de tensión para el conductor y el acompañante y para los ocupantes de las plazas laterales traseras, numerosos airbags brindan protección a los pasajeros si llega a producirse un accidente. Entre ellos se cuentan el airbag combinado de tórax y de cadera para el conductor y el acompañante, un windowbag de nuevo desarrollo por encima de las dos filas de asientos, los airbags laterales opcionales para las plazas laterales traseras y un airbag de rodillas para el conductor.

Enrique Andreini Enrique Andreini - Autor